lunes, 20 de noviembre de 2017

¿Qué he visto estos meses? Septiembre y octubre

¡Hola! Ya han pasado dos semanas y toca actualización. Voy a hacer el repaso de lo que he visto los meses de septiembre y de octubre. Empezaré por las series y luego sigo con las películas.
Once Upon a Time
Lo primero que acabé fue la sexta temporada de Once upon a time. Lo cierto es que ya me cansa el mecanismo de la serie, y esta temporada me ha parecido la más floja de todas. Ninguna trama era suficientemente interesante, y podía pasarme semanas sin ver un capítulo (por eso he tardado tanto en terminarla). La sensación que tengo es que están estirándola cual chicle sin tener nada más que contar. Pero bueno, como me encantan los personajes de cuentos, pues seguí hasta el final con ella. Y hoy he empezado la séptima temporada, a ver cómo salvan que tres de los protagonistas se hayan marchado.

Narcos
La serie que vi nada más que Netflix la estrenó, fue la tercera temporada de Narcos. Tenía muchas ganas de que la sacaran, pues las dos primeras me encantaron. Había escuchado críticas malas de esta tercera entrega, sin embargo a mí me ha gustado. Tiene acción a raudales, intriga y unos malos que, aunque no son tan despiadados como Escobar, tienen recursos para hacerles la vida imposible a Peña y compañía. Si he echado algo de menos es, precisamente, un poco más de protagonismo de Peña. Por cierto, tengo que destacar la escena que sirvió de promo, la de la peluquería… pelos de punta. Si no habéis visto esta serie, ¡no sé a qué estáis esperando!

Por último, he empezado Sons of anarchy. En estos dos meses completé las dos primeras temporadas. He de decir que la primera está bien, me gustó. Pero es que la segunda… te cuesta parar de ver un capítulo tras otro, tienes que hacer un auténtico ejercicio de autocontrol. Con el avance de la trama las cosas se van volviendo cada vez más oscuras y complicadas… Además, aunque eres consciente de que los hijos de la anarquía son unos delincuentes, no puedes evitar ponerte de su lado. Bueno, ya os iré contando, pero estoy enganchadísima.
Y estas son todas las series que he visto. Bueno, sigo con The Big Bang Theory y How I met your mother, pero estas y alas comentaré cuando las acabe.
Ahora seguimos con las películas, que han sido unas cuantas.
La primera fue Ricky, que trata sobre una cantante de rock (Meryl Streep, una actriz que me encanta) que vuelve con su familia, a la que “abandona” por su carrera, porque su hija está pasando una mala temporada. La película es entretenida, para pasar un buen rato, sin grandes pretensiones.
También vi en la televisión Pablo Escobar, paraíso perdido. Nos cuenta la historia de dos chicos jóvenes que se enamoran, pero la chica (que es Julia de Cuéntame) es la sobrina de Pablo Escobar, y eso complica las cosas. Sobre todo cuando él (que es Peeta de Los Juegos del Hambre) empieza a trabajar para Pablo Escobar. Os haré un resumen rápido: mucha sangre, mucha violencia y un final que te deja muy mal sabor de boca. Después de esta película y de las dos primeras temporadas de Narcos, pensar en cómo eran las cosas entonces en Colombia, asusta.
Echaron Mamma mia, y yo, cada vez que la ponen en la tele, no puedo evitar verla (How can I resist you?). Este musical me transmite muy buenas vibraciones, me hace feliz. La música, los actores… me encanta. Además, el final que tiene cuando salen todos vestidos “a lo ABBA” es genial. Si os gustan los musicales, os la recomiendo.
Un día, mi hermana y yo decidimos poner el DVD de la película de Disney Mulán. Es una de mis favoritas (yo soy muy niña Disney, la verdad), pues representa valores como la importancia de la familia y el valor de una mujer, que puede conseguir  lo que se proponga con su esfuerzo. Y la canción de Con valor... cada vez que la escucho la canto a pleno pulmón (friki loca).
Mulán

Finalmente, vi dos de superhéroes, una en la tele Los Vengadores, y otra en Netflix, Guardianes de la Galaxia. La primera ya la había visto, y la verdad es que me gusta bastante, supongo que mucha culpa de esto la tiene Iron Man, que es de mis superhéroes favoritos. Sea como fuere, es mejor la primera que la segunda. Guardianes de la Galaxia era nueva para mí, sin embargo, sí que había visto la segunda, por lo que tenía curiosidad de saber cómo se une este grupillo. Me divirtió, sobre todo Groot… es que es taaaaaan mono (incluso cuando es gigante)….

¿Habéis visto alguna? ¿Qué me recomendáis? Bueno, os dejo por ahora y hasta dentro de quince días, que haré la reseña de El destino del Tearling, que lo acabé la semana pasada. ¡Hasta pronto!

lunes, 6 de noviembre de 2017

Escuchando La llamada

Hoy toca un poquito de cine. Y es que hace unas semanas fue la fiesta del cine y yo no puedo faltar a esta cita que me parece tan maravillosa. Y es que gracias a los precios asequibles de esos días, las salas están llenas, y esa es la verdadera fiesta del cine.
Como no quería que me pasara como al última vez, que se agotaron todos los tickets para las películas que yo quería (aunque terminé viendo Guardianes de la Galaxia vol.II, que me encantó) decidimos sacarlos por Internet.
Cartel de La llamada
La película elegida en esta ocasión fue La llamada. La primera vez que escuché hablar de este filme no me llamó mucho la atención su argumento, pero fui leyendo críticas y la verdad es que lo ponían bastante bien. Y como este año he visto pocas películas españolas, pensé que sería una buena idea darle una oportunidad. Además, me enteré que es una versión cinematográfica de un musical que había tenido mucho éxito, lo que también le sumó puntos.
Lo cierto es que la cinta, en general, me gustó. Sin embargo, tenía las expectativas muy altas, y me esperaba más. Se nos narra la historia de dos amigas que están en un campamento cristiano. Sin embargo, a ellas les gusta divertirse y quieren formar un grupo de electro latino, así que suelen escaparse por las noches para irse de fiesta. Un día, todo cambia cuando una de ellas, María, ve a Dios que le canta una canción de Withney Houston. Ella siente algo distinto, y la vida que ha ido llevando hasta ese momento, ya no le llena. Mientras tanto, su amiga también empieza a plantearse algunos asuntos.
Lo que sin duda tiene un valor maravilloso es el trabajo de las actrices (porque ellas son las protagonistas, algo que me encantó, mujeres al poder). Tanto Anna Castillo como Macarena García están fantásticas, pero es que Gracia Olayo y, sobre todo Belén Cuesta, completan un elenco que sirve de apoyo para toda la trama, pues sin duda, son lo mejor del filme.
La música está muy bien. No es un musical al uso, o al menos yo no lo calificaría como tal, pero la banda sonora sí que tiene importancia, sobre todo para la trama. Además, el responsable del tema principal es Leiva, uno de mis artistas favoritos.
Tiene toques de humor geniales, te ríes muchísimo, sobre todo con Belén Cuesta que, me vais a perdonar la expresión, está sembrada. No obstante, las dosis de dramatismo me parecieron demasiado elevadas a veces, las protagonistas se pasan media película llorando. Y a mí me entraban ganas de llorar también. Así que te deja un sabor agridulce emocionalmente hablando.
La trama es bastante sencilla, una historia mínima e inocente. De hecho, yo creo que peca de simplicidad, yo necesitaba más historia. Quiero decir, la película entretiene, aunque se queda algo corta. Sin embargo, hay que saber ver más allá, y a mí me transmitió otro tipo de mensaje. Primero que a veces es importante arriesgarse y apostar por lo que queremos (o por quien queremos). Y segundo, nos da un mensaje de la religión distinto, una especie de aire fresco con monjas que no juzgan a estas chicas tan alocadas, son tolerantes, cercanas e intenta ayudarlas. En estos tiempos tan complicados, es bueno que nos digan que hay que tomarse la religión como algo más relajado, no tan ceremonial y exigente. Las protagonistas son irreverentes, divertidas, macarras, y sin embargo, conectan con las monjas, y con Dios. De hecho el final lo demuestra, Dios se comunica con María a través de la música, y cuando ella le responde con su música (el electro latino) él no se escandaliza ni nada de eso, la escucha sin condenarla. Vamos, que hay que tomarse la vida y la religión con más naturalidad y respeto, tanto los que creen como los que no lo hacemos.
Por otro lado, el filme es cortito, lo cual se agradece, no todas las películas tienen que durar dos o tres horas.
Las monjas en su número musical
Resumiendo, para pasar un rato, está muy bien, sobre todo por las actrices y los golpes de humor. Además si os gusta la música vais a disfrutar con ella.

¿La habéis visto? ¿Qué opináis? Yo os dejo por ahora, y volveré en quince días casi seguro con el repaso de lo que he visto en la tele en estos dos meses. ¡Hasta pronto!

lunes, 23 de octubre de 2017

Novelas ejemplares de Miguel de Cervantes

¡Por fin he terminado las Novelas ejemplares! Así que hoy vuelvo a la carga con una entrada literaria. No voy a hacer crítica de esta obra, pues su calidad está fuera de toda duda, simplemente os voy a contar lo que a mí me han parecido.

Título: Novelas ejemplares
Novelas ejemplares, tomo I
Autor: Miguel de Cervantes (edición de Harry Sieber)
Editorial: Cátedra
Año: 1985
Páginas: 283 y 359
Género: novela

Sinopsis:
Las Novelas ejemplares publicadas en 1613 constituyen, según indica el mismo autor, el primer ejemplo de relato corto en la literatura castellana, de acuerdo con el significado en esa época de la palabra novela. Entre las 12 que componen la colección se encuentran señaladas diferencias; algunas están próximas a modelos italianos, otras suponen una notable profundización tanto psicológica y social como estilística, todas son pequeñas obras maestras concebidas por el genio de Cervantes. La presente edición de Harry Sieber sigue fielmente la príncipe de Juan de la Cuesta y corrige sus erratas.

Mi opinión:
Siento que me ha costado una eternidad leerme este texto, pero todo tiene su por qué. La edición de las Novelas ejemplares que yo tengo está dividida en dos tomos, así que, por no cansarme demasiado, me leí la primera parte, descansé con La invasión del Tearling, y después me puse con la segunda. Así que la lectura se ha ido dilatando en el tiempo.
Yo no escogí este libro. Como ya os he contado, estoy preparando unas oposiciones para ser profesora de Lengua castellana y Literatura, así que voy enfrentándome a clásicos para conocerlos. Mi madre me dejó estas Novelas para que me hiciera una idea de cómo escribía Cervantes, y es que, aunque quiero leer El Quijote, quiero hacerlo tranquilamente, y este curso, esa palabra no entra en mi vocabulario. Mi madre me aconsejó que seleccionara sólo algunas novelas, para no aburrirme, pero yo, como buena maña, soy tozuda y las he acabado todas.
Cervantes en las Novelas ejemplares asegura que es el primero en novelar en lengua castellana, por lo que son un ejemplo para los demás escritores, y, además, sus creacionjes encierran cierta enseñanza, constituyendo así un ejemplo a seguir. Por estos dos motivos, tienen este título (y os cuento esto porque a mí me parece interesante).
Antes de continuar, quiero decir que, dado que he tenido que estudiarme su biografía, la figura de Cervantes me resulta interesante, le intuyo cierta nobleza y bondad, y tal vez por ello, cuando leo sus palabras, lo hago con una actitud positiva, con ciertas ganas de ver en ellas plasmada la personalidad que yo he imaginado para él (con los datos de los que dispongo).
Hay que tener en cuenta que este texto es del siglo XVII, por lo que la mentalidad era radicalmente distinta a la que hoy tenemos, los roles de hombre y mujer eran muy desiguales y la forma de actuar era bien diferente. Por otro lado, aunque en este siglo el vocabulario y la gramática eran ya muy similares a la que poseemos, aún no eran las mismas, y la forma de expresarse sí que difería mucho de la nuestra. Estos factores dificultan, de un lado nuestra identificación con los personajes y, de otro, la lectura, que se vuelve más lenta. Además, la forma de novelar tampoco era la misma que la que usamos actualmente. Las historias son mínimas, con poca intriga, no se trataba de mantener al lector en vilo, sino de contarle algo interesante que le entretuviera. Ahora sí, voy a contaros un poco de algunas de las Novelas.
Las Novelas ejemplares son las siguientes: La gitanilla, El amante liberal, Rinconete y Cortadillo, La española inglesa, El Licenciado Vidriera, La fuerza de la sangre, El celoso extremeño, La Ilusitre fregona, Las dos doncellas, La señora Cornelia, El casamiento engañoso y El coloquio de los perros.
Tal vez porque fue la primera, pero La gitanilla me resultó rápida de leer y me entretuvo bastante. Nos cuenta la historia de una gitana que antes de aceptar a un mozo como marido, le hace pasar un tiempo con ella y el resto de su gente. La protagonista, a pesar de moverse en un entorno machista, es una adelantada a su tiempo (dentro de sus límites), es independiente y tiene sus propias ideas, que no comparte con su pueblo siempre. Además, contrariamente a lo que sucede en casi todos los demás relatos, no cae rendida de amor ante el otro protagonista, Andrés, y, sin embargo él si lo hace.
Novelas ejemplares, tomo II
El amante liberal es más aburrida. Es una narración sobre moros y cristianos. Por si no lo adivináis (siglo XVII, amigos), triunfan los cristianos. Aquí la protagonista es bastante más insulsa y decide casarse con enamorado, no porque lo quiera, sino porque la salva.
Rinconete y Cortadillo es la historia de dos niños que tiene que buscarse la vida con el pillaje. Entronca con la tradición picaresca española. Entran en una especie de organización de delincuentes. Destacaría que vemos reflejado un caso de maltrato a una mujer, y, tristemente, las cosas no han cambiado mucho en este siglo, el hombre, tras agredir a la mujer, le pide disculpas y ella lo perdona porque lo quiere. No sabemos casi nada de los protagonistas y, además, Cervantes nos deja el final abierto, su destino (el de Rinconete y Cortadillo) requiere de una historia más larga para ser contado.
El licenciado vidriera me gustó bastante, pero tan sólo ciertas partes. El principio es bastante lento, cuenta viajes por Italia y es demasiado descriptivo. Luego vuelve a España y empieza lo gracioso. Se toma un veneno que le da una mujer y pierde la razón, piensa que es todo de vidrio. La forma en cómo lo cuenta Cervantes es hilarante, de verdad que me reía en voz alta, no esa risilla mental de los lectores, era una risa exterior, audible. Después, la narración vuelve un poco a estancarse, el licenciado empieza a criticar a todo el mundo y los demás lo escuchan sin más. Es un hater en toda regla.
En La fuerza de la sangre entra en juego un tema que me parece horroroso: las violaciones. Y me parece horrible porque en ese siglo, cuando se abusaba de una muchacha, para subsanar el daño y recuperar su honra, se la casaba con el violador. En este relato, para más inri, la protagonista, Leocadia, acaba súper enamorada de Rodolfo, su violador. El argumento, visto desde mi forma de pensar del siglo XXI, me ponía los pelos de punta. Me sublevaba. Me parecía la cosa más injusta y vejatoria del mundo.
El celoso extremeño trata de un hombre mayor que se casa con una joven para tener a quien darle su fortuna. Pero él es muy celoso y la mantiene encerrada con numerosas precauciones. Otro hombre quiere entrar (no me acuerdo de por qué) y lo consigue, y el celoso cree que ella lo ha engañado. Pero no lo ha hecho. Y yo pensaba “debería de haberle puesto unos cuernos de aquí a Madrid. Se lo merece por asqueroso, la encierra y la oculta como si fuera una posesión. Una mujer no es propiedad de nadie”. Así que eso, machismo a tope.
De Las dos doncellas quiero resaltar que las mujeres toman sus propias decisiones, salen de sus casas y se visten de hombres, para conseguir sus objetivos. Aunque lo hagan por un hombre, al menos toman la iniciativa.
Y, por último, El coloquio de los perros. Es introducida en la novela anterior. Me ha entretenido bastante, puede que la que más. Los perros, sorprendidos por poder hablar, empiezan a contarse sus andanzas. Berganza narra su vida y sus experiencias con sus amos, el trato que le han dado y cómo él ha salido adelante. Siento debilidad por los perros, creo que por eso me interesaba esta narración. Una curiosidad es que sale Monipodio, un personaje de Rinconete y Cortadillo.
Entre historia e historia, Cervantes escribe ciertas sentencias que me parecen preciosas (algunas están en las citas) y que regalan una interesante lección de vida.
Sé que he enfocado mucho esta reseña en si las historias eran machistas o no, pero es que veía a la mujer tan degradada que no podía dejarlo pasar. Soy consciente de que es por culpa de la época en la que se escribieron, pero me duele leerlo, porque si el autor lo reflejó, es porque es podía suceder realmente.
Sinceramente, esta lectura a ratos me resultaba bastante tediosa. El principal problema es que las tramas se repiten mucho, unas se parecen mucho a las otras. Por este motivo, os recomiendo que si os apetece leerlas, hacedlo de poco en poco, o escoged solamente unas pocas (haced caso a mi madre, ya que yo no lo hice). Es la mejor manera de disfrutarlas.
Dentro de quince días regreso, seguramente con una reseña sobre una película. Y es que ¡ha sido la fiesta del cine! Y yo no he podido faltar a la cita…

Citas:
“Sepa que conmigo ha de andar siempre la libertad desenfadada, sin que le ahogue ni turbe la pesadumbre de los celos”.
“Porque nunca dijo bien la crueldad con la valentía”.
“la intención de sus abuelos era hacerlo virtuoso y sabio, ya que no le podían hacer rico, como si la sabiduría y la virtud no fuesen las riquezas sobre quien no tienen jurisdicción los ladrones, ni la que llaman fortuna”.
“Y yo quedé con el deseo de llegar al fin de este suceso, ejemplo y espejo de lo poco que hay que fiar las llaves, tornos y paredes cuando la voluntad queda libre”.
“Que el hacer y el decir mal lo heredamos de nuestros primeros padres y lo mamamos en la leche”.

“Pero esto ya pasó, y todas las cosas se pasan; las memorias se acaban, las vidas no vuelven, las lenguas se cansan, los sucesos nuevos hacen olvidar los pasados”.

lunes, 9 de octubre de 2017

Liebster Award

¡Hola! Hoy toca actualización, aunque como suponía no he terminado las Novelas Ejemplares. En realidad sólo me queda una, pero me gusta hacer las reseñas cuando el libro está totalmente acabado. Así que tendremos que esperar a la próxima entrada. Y se me van a juntar muchas cosas para comentar, porque la semana que viene es la Fiesta del cine en Zaragoza y yo soy muy fan de este acontecimiento. Por cierto, ya que nombro mi ciudad, son las Fiestas del Pilar, así que si hay algún mañico que me está leyendo: ¡Felices fiestas!
Bueno, no tenía nada preparado, así que voy a contestar a un tag al que me nominaron ya hace tiempo. Se trata del Liebster Award, que va destinado a blogs con menos de doscientos seguidores. Hay que contestar a once preguntas redactar otras once y nominar a once blogs. Hice uno parecido, pero como las cuestiones son distintas, voy a contestar.


Primero agradecer a Yani de Clásico desorden su nominación, que se acuerden de una siempre hace mucha ilusión. Y ahora, adelante con el tag:

1. Clásico preferido
No es que sea una experta en clásicos... Estoy estudiando por la UNED Lengua castellana y Literatura, por lo que me tengo que leer algunos, sobre todo, españoles. Sin embargo, mi favorito por ahora es uno que leí por gusto, no por obligación: Los santos inocentes, de Miguel Delibes. Me parece tan sencillo y tan profundo a la vez… Me encantó. Y la película tampoco decepciona.

2. ¿Algún libro preferido que no sea una ficción?
No suelo leer nada que no sea ficción, excepto los libros de texto, y esos no entran en mi grupo de favoritos…

3. ¿Qué género dejaste de leer porque te aburrió y no te llama la atención?
No descarto ningún género, pero sí que es verdad que hay algunos que me llaman menos. La literatura romántica no es de mis favoritas, por ejemplo. Además, hoy por hoy, están de moda libros que llevan una carga machista horrible, llenos de relaciones tóxicas y argumentos insulsos que me producen bastante rechazo. No voy a decir que jamás vaya a leer ninguno, pero por ahora, no están en mi lista.

4. ¿Cuáles son los cinco libros que te llevarías a una isla desierta, y si biblioteca, sabiendo que son los únicos que podrás releer?
Esta pregunta es complicada. Creo que escogería Los santos inocentes (que ya lo he nombrado en la primera cuestión), Rabia (uno de mis favoritos de adolescente), alguno de Manolito Gafotas (sí, mi querida infancia), El nombre del viento o Juego de tronos (no sé por cuál decidirme, lo echaría a cara o cruz) y El Quijote (que no me lo he leído y en la isla tendré mucho tiempo… jaja).

5. ¿Qué libro ambientado en otra época (pasada o futura) elegirías para formar parte de la historia?
Los libros distópicos suelen ser muy pesimistas, por lo que no me gustaría que formasen parte de la historia, sólo la ennegrecería, imaginaos unos Juegos del hambre… Ahora no se me ocurre ninguno, tal vez alguno que esté ambientado en el pasado y acabe con un rey justo en el poder, probablemente así cambiásemos la historia y aprendiésemos a elegir gobernantes decentes para nuestros países.

6. ¿Qué libro te gustaría que tuviera una adaptación cinematográfica o una serie?
Me gustaría ver una adaptación para La Reina del Tearling. Me estoy leyendo la trilogía y me parece interesante. Mi primera opción era El nombre del viento y El temor de un hombre sabio, pero sin tercera parte no quiero ni película ni serie, que luego pasa como en Juego de Tronos, que hay que inventarse las tramas porque George no escribe a la velocidad adecuada.

7. ¿Alguna cita/frase favorita de un libro?
Muchas. Las voy anotando. Por ejemplo: “generalmente, el miedo proviene de la ignorancia” de El nombre del viento, “me gustan los perros porque son leales y honestos, y algunos perros son más listos y más interesantes que algunas personas” de El incidente del perro a media noche, “la fe es voluble y frágil: se tambalea, se recupera, se fortalece, se resquebraja. Y se pierde. Creer nunca es de fiar” de Así empieza lo malo, etc.

8. ¿Saga o autoconclusivo? ¿Por qué?
Las dos cosas. Las sagas están bien porque el universo de la saga en cuestión tiene más desarrollo, y cuando unos personajes te gustan los disfrutas más tiempo. Pero en los autoconclusivos no hay que esperar para terminar la historia.

9. ¿Cómo surgió el nombre de tu blog?
Por dos motivos. Primero por los X-men. Son mi grupo de superhéroes favoritos, y los poderes mentales de Phoenix me parecen geniales. Segundo porque me siento identificada con la capacidad del fénix de resurgir de sus cenizas, he pasado momentos malos en mi vida y he salido adelante, y eso es lo importante, la parte de mí misma de la que más orgullosa me siento.

10. ¿Cuál es el motivo principal por el que creaste el blog?
Al principio lo hice para escribir. Ahora para compartir mis aficiones.

11. ¿Cuáles son las entradas que más disfrutas cuando las escribes y cuáles son las entradas que te gustan leer en otros blogs (si es que no coinciden)?
Me gustan todas, con todas me divierto. Disfruto leyendo las reseñas de libros que también he leído yo, para contrastar opiniones.

No hay nominados ni preguntas, es un tag que lleva mucho tiempo circulando, y lo hemos hecho casi todos, así que no voy a nominar a blogs que ya lo han realizado.

¡Hasta aquí el tag! Nos vemos en quince días, espero que con las Novelas ejemplares acabadas… 

domingo, 24 de septiembre de 2017

¿Qué he visto estos meses? Julio y agosto

Hoy vengo que con una entrada que me va a servir para recopilar lo que he visto en la televisión los meses de julio y agosto. La verdad es que no han sido excesivamente productivos (yo pensaba que sí, pero me he sorprendido al repasarlos), sin embargo, contienen un plato fuerte: Game of Thrones, o Juego de Tronos, como prefiráis. Así que, ¡allá vamos!
Lexa de Los 100
Lo primero que hice fue acabar la segunda y la tercera temporada de Los 100. Sé que ya existe una cuarta, pero Netflix aún no la tiene, así que tendré que esperar un poquito (suponiendo que la compren, claro). La segunda temporada me gustó bastante, la “alianza” con los terrestres, con la aparición del personaje de Lexa, me pareció que completaban muy bien el grupo que ya habíamos conocido en la primera temporada, los que provenían del Arca. Me piqué mucho y no podía dejar de verla. La tercera temporada es rara. Meten algo de ciencia ficción y se hacen un lío monumental con lo de la ciudad de la luz. No obstante, y al contrario que a muchas voces críticas que he oído y leído, a mí me convenció bastante. Algunos de los protagonistas se desarrollan de una forma que no me gustó nada, otros tienen un camino más acertado, en mi opinión. Y, por supuesto, en ninguna de las dos temporadas faltan muertes trágicas (no diré de quién para no hacer spoilers). Resumiendo, la mejor, por ahora, la segunda, aunque todas me han enganchado hasta el punto de necesitar ver un capítulo detrás de otro y tener que hacer esfuerzos para controlarme.
La siguiente que completé fue Game of Thrones… Ésta también me resultó muy adictiva, sobre todo a partir del tercer capítulo, los primeros son demasiado introductorios. Ya no existe libro de lo que estamos viendo, por lo que no puedo seguir diciendo: “las novelas son mejores”, así que os ahorraré ese trago. Ahora bien, si me dejo llevar por mi modo súperfan, puedo afirmar que me pareció una temporada genial, llena de acción y de momentos emocionantes. Sin embargo, si saco a relucir mi lado más crítico, me está comenzando a dar la impresión de que los guionistas empiezan a darle a público simplemente lo que quiere. Y a veces eso no es lo mejor. Una historia es lo que es porque una autor lo decide así, no por ofrecerles a los espectadores lo que piden (como pasó en el final de Harry Potter). A continuación, los que no la hayáis visto dejad de leer hasta el siguiente párrafo porque van unos ejemplos que destripan acontecimientos muy significativos: ****SPOILER**** Por ejemplo, que Jon sea el legítimo heredero del trono de hierro porque sus padres estaban enamorados y casados… Y que para colmo se líe con Dany. Es todo lo que queremos los fans porque son nuestros personajes favoritos (para la mayoría, junto con Tyrion), pero ¿es lo más acertado? Jon Nieve/Snow nos gusta porque siendo “bastardo” estaba alcanzando el poder gracias a su valía y a que era justo como su padre (el Cid de Invernalia, oye). Y Daenerys nos gustaba porque era fuerte y ecuánime, defendía a los débiles, sabía lo que le correspondía, no necesita a Jon para reinar. Ni Jon a Dany. Por otro lado, la escena de la muerte de Meñique, aunque la disfruté muchísimo, me pareció forzada, una manera de sacudírselo de encima ****FIN DEL SPOILER****
Juego de Tronos

La tercera serie que vi fue Westworld, también de HBO. Es extraña, pero he de decir que me parece de lo mejorcito que hay ahora mismo. Al principio vas un poco perdida, poco a poco vas entrando en la historia y, cuando crees que ya lo comprendes todo, le dan la vuelta de una manera magistral, nada es lo que parece. Y lo mejor es que te encanta lo que está sucediendo. Por no hablar de las frases épicas de Dolores y de Ford, disfrutas escuchándolas… No soy muy fan de la ciencia ficción ni de los asuntos de androides y tal, sin embargo, esta serie merece la pena verla.
Dolores en Westworld

Sigo viendo Cómo conocí a vuestra madre, que parece ser que no la retiran de Netflix, por ahora, y The Big Bang theory, que sí que me la quitan en 30 de septiembre (pero bueno está en HBO). Aun así quiero expresar aquí el disgusto que tengo con Netflix, aquí he reiterado muchas veces lo que me entusiasma esta plataforma, pero está perdiendo puntos. Retira series (a mí sólo me afecta The Big Bang theory por ahora) y de otras no trae contenido nuevo (como por ejemplo de mi amada Gotham, que sigue sin aparecer la tercera temporada cuando ya se está emitiendo la cuarta…). Entiendo que tengamos que sufrir la demora por cuestiones de derechos, pero me parece que te ponen la miel en los labios y luego no cumplen. Me siento defraudada en ese aspecto. Menos mal que me anima pensar que Stranger things está a la vuelta de la esquina y que Narcos ya está aquí (casi completada por mi parte, esta noche me veo el último, pero esa tocará en la próxima recopilación).
Por último, tan sólo vi una película, El guardián invisible. Tenía en mente haberla visto en el cine, porque es la adaptación de un libro que me leí. Como no pude, cuando apareció en el catálogo de Netflix, aproveché. Sinceramente, no es nada buena. El libro le da mil vueltas, cuesta mucho que arranque la historia y luego la resuelven en diez minutos. No me convenció para nada. Mejor leeros la novela, si estáis interesados.
Bueno, pues hasta aquí el repaso de lo que he visto en los meses de verano, ¿coincidimos?, ¿qué me recomendáis que vea?

¡Hasta dentro de quince días! Espero que con reseña literaria, aunque sinceramente, no me siento con fuerzas de acabar las Novelas ejemplares en dos semanas….

domingo, 10 de septiembre de 2017

La invasión del Tearling de Erika Johansen

Vuelvo tras mis merecidísimas vacaciones con una reseña literaria. Y voy a hablaros de una novela que he devorado durante estos días en la playa: La invasión del Tearling. Intentaré no hacer spoilers del libro anterior, ni de éste, obviamente.

Título: La invasión del Tearling
Portada de La invasión del Tearling
Autor: Erika Johansen
Editorial: Penguin Random House
Año: 2015 (edición en digital 2017)
Páginas: 405 (en el e-book)
Género: fantasía, distopía

Sinopsis:
Se ha hecho con el trono. Ahora tendrá que salvar a su reino.
Una vez conquistado el trono, hay que conservarlo. Y no parece fácil. Kelsea ha decidido interrumpir el envío de esclavos al vecino reino de Mort y se ha ganado la lealtad y la admiración de su pueblo, pero también ha despertado la ira de la Reina Roja. A partir de ahora, la brutal soberana no cejará en su empeño por destruirla.
Desesperada y más sola que nunca, Kelsea deberá encontrar la manera de defender a su reino. Y eso pasa por aprender a controlar sus poderes y descubrir su conexión con Lily, quien procede de una época en la que ser mujer era casi un crimen.
Mientras el ejército invasor se acerca, Kelsea se dispone a servirse de lo que ha aprendido para asegurar el futuro del Tearling. Pero el tiempo se acaba...

Mi Opinión:
La verdad es que tenía expectativas altas con este libro, como ya dije en la reseña de la primera parte, La reina del Tearling, la autora ofrecía un planteamiento original, pero en el primero, no terminaba de explotarlo. En éste ha sabido sacarle mejor el jugo y ha conseguido armar una novela que te engancha tanto que no puedes soltarla. Yo me dosifico las horas de lectura porque tengo que estudiar, y con La invasión del Tearling me he saltado más de una vez mi estricto horario.
Comienza la historia con una pequeña elipsis temporal, además no nos ofrecen la visión de la protagonista, de Kelsea, por lo que se consiguen dos cosas: extrañeza y ganas de que la autora vuelva a centrarse en ella, pues necesitamos saber qué opina la reina de todo lo que está aconteciendo. Kelsea ha madurado y se ha fortalecido, aunque aún lo logre comprender sus poderes. También es consciente de que tiene un lado oscuro que teme no poder controlar, aunque con esfuerzo lo va dominando. Sin duda es una heroína literaria digna, de las que hay que se quedan en tu memoria. Sin embargo, algo no ha cambiado, sigue teniendo las hormonas desatadas, algo que no molesta del todo porque te planteas si es sólo por su edad o también es por su herencia Raleigh. Y es que Kelsea sigue sin conocer mucho de su madre (y nosotros tampoco), aunque lo que tiene claro es que no quiere parecerse a ella.
Kelsea ahora tiene que hacer frente la invasión mort que avanza irremisiblemente hacia el Tearling sin que su ejército pueda contenerlos apenas.
La gran diferencia de esta segunda parte es que la monarca tiene visiones del pasado. Está mentalmente unida con una tal Lily, gracias a la que, poco a poco, vamos descifrando datos muy importantes acerca de la Travesía. La autora genera así dos historias entrelazadas, el presente del Tearling, con Kelsea al frente, y el pasado, cómo eran las cosas antes de que el Tearling existiera, con Lily. Esto me ha gustado mucho porque como dije, lo más original de esta trilogía es el contexto temporal en el que nos sitúa, un futuro que parece pasado.
Conocemos más de la Reina Roja, la archienemiga de Kelsea y dirigente de Mortmense. Y es que se van destapando aspectos del pasado, de reinados anteriores al que se nos narra, que parecen una pieza esencial para el desarrollo de la trama.
Un personaje que apenas tenía protagonismo en La reina del Tearling cobra ahora una importancia mayor: esa sombra siniestra y poderosa que hacía tratos con la Reina Roja se nos muestra ahora como algo o alguien que tiene un propósito, para el que necesita a Kelsea. ¿Debe Kelsea caer en la tentación y fiarse de él? Además, casi no se nos desvela su identidad, por lo que se nos genera una nueva incógnita para el tercer libro.
El que ha caído en el olvido prácticamente es el Traedor, uno de mis favoritos de la primera parte. Sólo sale una vez y para casi nada, sólo para advertir a nuestra reina. Esta decisión de Johansen me da pena, porque creo que es un personaje muy carismático. No obstante, estoy segura de que está destinado a tener una mayor importancia en el tercero y último libro. Lo mismo ocurre con Andalie, me parece que puede dar mucho más de sí. Se nos retrató en la primera parte como misteriosa, y Kelsea no sabía si fiarse de ella o no, y ahora no tiene protagonismo. Otra a la que no se explota para nada es a Brenna, algo que tampoco sucede en el primero. También podemos meter en este saco de personajes que aparecen pero de pasada a una criada que tiene la Reina Roja que parece una infiltrada del Tearling y a la ex –esclava sexual del Regente (no recuerdo su nombre). Parece que Johansen introduce demasiados nombres para después no saber qué hacer con ellos (¿Qué pasara con Ewen?, ¿o con las hijas de Andalie?, ¿los olvidará en el final?). Tal vez el tercero resuelva todo esto, ojalá, pues eso convertiría estos libros en una gran trilogía.
****SPOILER**** El gran fallo que tiene la autora es como se quita de en medio a los que ya no le sirven. Ya lo hizo en el primero con el Regente y ahora vuelve a pasar lo mismo con Thorne, un gran malvado que podría haber dado mucho de sí. **** FIN DEL SPOILER****
Johansen deja varias historias abiertas, interrogantes que quieres resolver, tanto en el pasado del reino como en su presente. Yo, de hecho, estoy deseando leer la tercera parte, aunque ya adelanto que voy a enfrascarme con otra lectura y me voy a tener que aguantar las ganas de saber el desenlace de esta trilogía que me tiene totalmente atrapada a pesar de los fallitos que os he comentado. Por cierto, he oído rumores de que harán película ¿alguien sabe si es cierto o es un bulo?
Me despido hasta dentro de dos semanitas, seguramente tocará el repaso a lo que he visto en los meses de julio y agosto, y advierto que he visto Juego de Tronos

Citas:

“Le da pánico la muerte, la idea de dejar de exisitir”

sábado, 26 de agosto de 2017

Dunkerque, una película de guerra

¡Sorpresa! Ya sé que dije que actualizaría cada dos semanas, pero como voy a estar un tiempo sin internet, he decidido subir una entrada ahora que puedo. Cuando la conexión vuelva a mi vida, regresaré con energías renovadas.
Cartel de Dunkerque
Hoy, como adelanté, toca reseña de película. En concreto de Dunkerque. Y los que os paséis a menudo por aquí, diréis: "oh, Dios mío, ¡pero si no es de superhéroes!" Sí, a veces veo otras cosas en el cine.
De nuevo las buenas críticas jugaron un papel muy importante a la hora de decidir si iba o no a las salas o la dejaba pasar. Aunque, si soy sincera, lo que realmente me convenció es que estaba firmada por uno de mis directores favoritos: Christopher Nolan (el que creó  las tres mejores películas de Batman a mi parecer).
Sin embargo, en Dunkerque prescinde de algunos de sus rasgos más característicos. El más destacable, el de los elementos fantásticos. Lo que nos presenta es la cruda realidad de una guerra, nada más.
Y cuando digo esto, lo digo muy en serio. La protagonista es la guerra. Por eso pienso que Dunkerque no es una película para todos, de hecho a mi novio no le gustó, y tenía ingredientes para que a él le gustara (acción, efectos especiales). Lo que le sucede a este filme es que no deposita el peso en los personajes. Nolan no quiere que terminemos de empatizar con ellos porque lo que nos está narrando es algo más inmenso: un conflicto bélico. Y transmite la verdad de la contienda: da igual quién seas y lo que hagas, estás metido en esta batalla y la muerte acecha. La guerra no hace distinciones, se lleva por delante todo lo que puede.
Si llegamos a identificarnos con ellos es porque conocemos la historia real pero no porque sepamos mucho de ellos. La verdad es que no sabemos nada de su vida, sólo que se quieren marchar de ese infierno, algo totalmente lícito.  Los “protagonistas” (repito que la protagonista es la guerra) son instrumentos que Nolan usa para explicar partes de la guerra.
Los únicos de los que sí sabes algo y a los que terminas por querer, son los tres tripulantes de una embarcación que van al rescate de los soldados por un llamamiento que se hace. Esos anónimos para la guerra, terminan siendo los más cercanos al espectador en el relato. Son los que le dan un toque emotivo. Sin ellos, Nolan hubiera esquivado del todo el sentimentalismo.
Los soldados no son héroes dispuestos a sacrificarse por el resto de la humanidad. Están atrapados en esa inmensa playa y sólo quieren salir, porque si no, saben a ciencia cierta que morirán. Además son críos. Uno de los aviadores sí termina por estar algo más cercano al prototipo de héroe que acostumbramos a ver en las películas de guerra, pues lo da todo por derribar a los aviones del otro bando. Y tal vez el general, o capitán (no sé qué era, yo lo de los mandos no lo llevo muy bien), que se queda aunque "el barco" se hunda.
El enemigo no tiene rostro. Así se evita caer en el maniqueísmo tan manido en las narraciones bélicas. No podemos criminalizar a nadie en concreto, porque no los vemos. Nolan juega con que tengamos unos conocimientos básicos de historia para entender lo que está pasando.
Otra cosa que le alabo es que no se recrea en la masacre, en la sangre y en el dolor. La gente muere, pero no vemos miembros amputados ni cosas por el estilo. Lo que importa no es exhibir el horror, si no la sensación de agobio, la urgencia por marcharse y, mientras, la historia de los que van a su rescate.
Hay pocos diálogos y poca trama (es como una especie de documental ficticio), todo es muy sensorial. Los planos son maravillosos, la forma de manejar las secuencias también, y la música consigue que percibas la sensación de encierro que todos tienen. Está atrapados en un espacio abierto, rodeados de muerte, con un destino horrible delante de ellos. Dunkerque es dura. Es una narración que quiere mantenerse todo lo objetiva que puede, sin embargo, esto no le resta crudeza.
Una cosa que me gustó  y me disgustó al mismo tiempo, fue el uso de las líneas temporales. Nolan nos muestra exactamente tres que terminan por unificarse al final. Sin embargo, no sé si es por la traducción o porque no te lo esperas, al principio no queda muy claro. Yo me di cuenta cuando ya llevaba unos minutos en la butaca.
En definitiva, Dunkerque evita la mayoría de los clichés del género bélico y nos cuenta una historia sobre la guerra. No ambientada en la guerra, no hay una trama más allá que el narrarnos esa horrible situación que se vivió en Dunkerque. Es original, diferente. No os esperéis un nuevo Pearl Harbor o Salvar al soldado Ryan (esta última, he de reconocer que sí que me gusta). Nolan nos lleva a un nuevo nivel.

Ahora sí que me despido hasta dentro de dos semanas. Creo que volveré con reseña literaria. ¡Hasta pronto!